Uncategorized

La sexta edición del ciclo “Malos Tiempos para la Lírica” deja el listón muy alto

El pasado fin de semana concluyó la sexta edición del ciclo “Malos Tiempos para la Lírica: Radiografía del panorama musical independiente” cuyo balance no puede ser más positivo.

“Ahora cómo superamos esto”, nos preguntamos al terminar esta edición. Ha sido sin duda un año donde se ha quedado el listón muy alto por el éxito y la calidad de todas y cada una de las jornadas programadas.

La asistencia a las diferentes actividades sigue siendo el punto fuerte del ciclo consiguiendo llenar el aforo de las charlas, la actuación en directo en la Fundación, así como las sesiones Dj realizadas en los pubs Vaya-Vaya y La Moneda. La satisfacción del público nos anima a seguir apostando por este formato que aúna la parte más académica con una parte más lúdica. Tenemos el privilegio de contar con público fiel, volcado con el ciclo, así como un fuerte respaldo de instituciones y empresas colaboradoras que nos permite ir creciendo año a año.

Por otra parte, la calidad y el prestigio de los participantes ha estado por encima de todas nuestras expectativas. Las intervenciones de nuestros invitados han sido realmente sobresalientes. Iniciamos el ciclo con la visita de Virginia Díaz, una de las periodistas musicales más prestigiosas y reconocidas del país. Virginia hiló una conferencia muy amena donde pudo analizar en profundidad las relaciones entre la industria musical y los medios de comunicación. Reivindicó el papel de la radio pública en la configuración de una escena musical española que goza en la actualidad de una calidad y una profesionalidad incuestionable. A medianoche, Virginia preparó una sesión DJ difícil de olvidar con el Pub La Moneda totalmente desbordado de gente y con un ambiente insuperable.

Para la segunda jornada quisimos mirar por el retrovisor y analizar la escena musical conquense de los años noventa. En la mesa de debate participaron una parte destacada de aquellos jóvenes músicos que protagonizaron una de las etapas más brillantes de la historia de la música popular de la provincia conquense. Por la noche, La Moneda acogió una sesión retrospectiva que quiso homenajear la mítica sala Metro con Luis Benítez en la cabina.

La actuación musical de esta sexta edición estuvo protagonizada por el grupo conquense Pavana Dingo que consiguió abarrotar el patio de la Fundación Antonio Pérez con un directo impecable que consiguió contagiar una energía y un ambiente festivo insuperable. La apuesta del ciclo por dedicar una jornada a la música en directo ha venido para quedarse y es, sin duda, uno de los aspectos más valorados y que más vamos a trabajar.

Juanma Latorre, guitarrista y compositor de Vetusta Morla, continuó con las conferencias apostando por una charla llena de reivindicación y esperanza. A pesar del clamoroso éxito que vive su banda, Juanma quiso poner el foco en aquellas bandas emergentes y en el circuito de salas de conciertos que están sufriendo una época complicada frente a la enorme proliferación de macrofestivales. Juanma consiguió por la noche abarrotar el pub Vaya-Vaya con una sesión muy ecléctica cerrando su visita arropado por muchos de sus fans conquenses.

Como broche de oro tuvimos el privilegio de poder presentar al público el documental del cineasta César Martínez Herrada, nominado a los Goya de 2024, sobre la trayectoria vital y profesional de Eric Jiménez, batería de Lagartija Nick y Los Planetas, con la presencia de sus dos protagonistas. El ciclo quiso por vez primera asomarse al cada vez más prolífico mundo del documental musical y fue todo un éxito que queremos recuperar en próximas ediciones. El documental encantó a los asistentes y el debate posterior estuvo repleto de divertidas anécdotas e inconfesables declaraciones de su protagonista. La sesión de Eric, en Vaya-Vaya, se alargó ante la insistencia de los allí congregados que pudieron disfrutar de una pinchada memorable que cerraba una edición realmente sobresaliente.

Queda trasladar nuestro más sincero agradecimiento a las empresas e instituciones colaboradoras cuya relación cierra este balance. Buena parte de ellas llevan apostando por el ciclo desde la primera edición y su apoyo nos ha permitido crecer y consolidar nuestra propuesta en la ciudad de Cuenca durante estos últimos siete años. Su labor de mecenazgo es imprescindible para que actividades culturales como la nuestra puedan perdurar en el tiempo.

La Fundación Antonio Pérez, sede del ciclo desde el año 2021, se ha convertido en un apoyo indispensable. Acoge las jornadas con una hospitalidad insuperable cediéndonos un espacio de singular belleza que no deja indiferentes ni a los asistentes, ni a nuestros invitados. El patio de la FAP ha acogido la actuación en directo aportando un entorno privilegiado y unas vistas espectaculares. El personal de la FAP nos hace sentirnos en casa y se han convertido por derecho propio en parte de esta familia amante de la música que nos juntamos en otoño.

Nuestra querida Universidad regional sigue siendo otro de los pilares de esta iniciativa que nos apoya incondicionalmente desde su primera edición a través del Vicerrectorado de Cultura, Deporte y Responsabilidad Social, del Centro de Iniciativas Culturales – UCLM Cultura, del Patronato Universitario “Cardenal Gil de Albornoz” y de la Facultad de Educación de Cuenca.

Agradecer igualmente el apoyo del Consorcio Ciudad de Cuenca cuya ayuda económica nos ha permitido crecer notablemente en las últimas ediciones, así como a Eurocaja Rural entidad colaboradora del ciclo.  

También debemos agradecer a los medios de comunicación locales la cobertura y difusión que han dado a nuestras notas de prensa y cuya labor nos permite llegar cada año a más personas.

No podemos cerrar el balance sin agradecer de corazón el apoyo de la Posada San José que tanto y tan bien cuida de nosotros y nuestros invitados, así como al Vaya-Vaya y La Moneda que acogen la parte más lúdica del ciclo, el complemento perfecto para las conferencias, y que difícilmente podemos mostrar con palabras el afecto y el cariño que les tenemos.

A nuestro artista de referencia, El Manchas, por regalarnos estas obras de arte desde nuestra primera edición (ya está pensando el cartel del 2024)

 El público sigue siendo el verdadero motor que nos empuja a continuar año tras año con esta iniciativa que, desde la primera edición, tenía por objetivo aunar una parte reflexiva y académica con otra más distendida. El poder de convocatoria no ha parado de crecer y las valoraciones siguen siendo muy positivas. Eso significa que la “fórmula” ha funcionado y ha gustado. No podemos estar más agradecidos por ello. Nos quedamos con la sensación de haber hecho un buen trabajo, con muchas cosas que podemos mejorar, pero con el ánimo por las nubes para conseguir que la séptima edición continúe subiendo palmo a palmo el listón del año anterior. Ya estamos trabajando para lograrlo!.

Fotografías de José Antonio Montero, Juan Membrillo, Pablo Benítez, Pablo Anula, Eduardo Higueras, Raúl Sáez.

El diseño del cartel es, de nuevo, obra del artista conquense El Manchas.

Organiza: Babylon Festival y Seminario Permanente de Estudios Contemporáneos (UCLM)

Le informamos de que este sitio utilizamos cookies propias y de terceros para realizar medición de la navegación de los usuarios. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies