noticias 1Uncategorized

El Festival Internacional de Novela Negra de Las Casas Ahorcadas despide con éxito su undécima edición

La jornada final siguió la misma dinámica positiva que las anteriores y contó con una masiva afluencia de público. Desde la organización estiman que a lo largo de los cuatro días han pasado unas 1.750 personas entre todas las actividades

Las Casas Ahorcadas cerró este sábado 11 de mayo su undécima edición del Festival Internacional de Novela Negra con una jornada final muy emotiva y concurrida, además de ajetreada, puesto que hubo tiempo para visitas, juegos, encuentros, ponencias y hasta un concierto medieval.

Por la mañana, alrededor de un centenar de personas siguieron al cronista oficial de la ciudad, Miguel Romero, en la visita guiada que realizó por el casco histórico de Cuenca y, posteriormente, también participó un número similar de personas en el novedoso juego de pistas, titulado Se ha escondido un crimen, para acabar en la Fundación Antonio Pérez, escenario donde el autor estadounidense de origen cubano J.K. Franko se reunió con los lectores para desglosar su estilo literario y trayectoria, en especial con el libro Ojo por ojo, uno de los leídos por el club de lectura conquense durante este curso.

Por la tarde y por primera vez en la historia del festival con el Parador de Cuenca como escenario, los reconocidos escritores Jerónimo Tristante y Rosa Ribas charlaron con los asistentes acerca de sus series de novelas históricas y contemporáneas. Lorenzo Silva y J.K. Franko tomaron el relevo para explicar cuáles son las claves para que una historia no decaiga en su ritmo y qué trucos utilizan para mantener enganchados a los lectores, mientras que el cierre del festival lo puso la actuación del dueto de música medieval conquense Sine Remedium, así como el discurso de clausura a cargo de la gallega Arantza Portabales, ganadora del Premio Tormo Negro Masfarné 2023 con Sobreviviendo, y que lo realizó en verso como homenaje al fallecido Domingo Villar y con recuerdo para los finalistas del premio en su edición, el conquense Alberto Val y el vallisoletano César Pérez Gellida.

Éxito total para la organización

El director de Las Casas Ahorcadas y del festival, Sergio Vera Valencia, se mostraba “muy satisfecho” por cómo ha respondido el público durante los cuatro días del festival, ya que todas las actividades han gozado de un alto número de asistentes, colgando incluso el cartel de completo en el Centro Cultural Aguirre, en el Parador de Cuenca y en las dos jornadas de animación a la lectura celebradas en el salón de actos de Bellas Artes y el Museo Paleontológico de Cuenca. Entre los cuatro días, se estima que la afluencia total ha sido en torno a unas 1.750 personas, récord absoluto en comparación con el resto de ediciones.

Además ha querido destacar la “calidad” de las jornadas, con grandes nombres internacionales como J.K. Franko y Claudia Piñeiro, así como primeras espadas del género negro en España como Lorenzo Silva, Santiago Díaz o Jerónimo Tristante u otros que se abren camino como Jota Linares o Victoria González.

Con este buen sabor de boca, afirmaba que ya “está pensando en la siguiente edición” debido a que el éxito ha sido mayúsculo en todos los sentidos. Agradecía a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Diputación de Cuenca, Ayuntamiento de Cuenca, Universidad de Castilla-La Mancha, Masfarné y General Óptica su apoyo para que esta edición haya sido posible.

Le informamos de que este sitio utilizamos cookies propias y de terceros para realizar medición de la navegación de los usuarios. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies