“Ventanas Abstractas” de Esther de la Cruz. Natura Restaurante y Bristó.

A partir del 18 de junio.

El pasado 18 de junio se inauguró en Natura Restaurante y Bistró, situado en el Museo de Paleontología de Castilla La Mancha, la exposición de pintura “Ventanas Abstractas” de Esther de la Cruz. Una serie de pinturas iniciadas en el 2017 que tienen como hilo conductor el paisaje natural de interior.

Ventanas abstractas

Las referencias conceptuales de esta obra son los paisajes naturales vistos desde la perspectiva de la nostalgia y la emoción. No solo se pretende representar una configuración mimética de lo real, sino la sensación de la contemplación pausada, lenta y sensorial. Por tanto, es el representar no solo lo que se ve, sino también las sensaciones y las emociones que nos transmiten el mirar un paisaje, una atmósfera, sentir el viento, asimilar un olor y escuchar un sonido. Es contemplar la magia del momento presente, donde el pasado se desvanece como un sueño lejano y el futuro no existe.

«ventanas abstractas» son ventanas hacia la nostalgia de aquellos que dejan su lugar de origen, es la ilusión de la infancia, el recuerdo de lo vivido, la búsqueda de la belleza del entorno rural, sin artificios, ni emociones exóticas, es el vivir pausado del que hoy día se carece.

Por ello, es importante ver tras ellas, ya que nos sitúan en el tiempo, nos dan una imagen positiva, nos transmiten alegría de estar, y nos sacan de la vorágine de vivir en un mundo cada vez más virtual y artificial, donde la contemplación física de lo real y lo natural no se practica sino que solo es consumido desde la pantalla de un dispositivo móvil.

«ventanas abstractas» es simplemente la contemplación de luz y color de ese saber contemplar el paisaje real, de belleza sencilla, es practicar la mirada empática de todo lo que nos rodea. Es despojar la naturaleza de maquillaje y artificios que no dejan ver más allá.

Es saber buscar en lo cercano la belleza y la felicidad.

Esther de la Cruz cursó estudios de Bellas Artes en la Universidad de Castilla La Mancha. Pero su formación en el ámbito del arte se inicia desde la infancia, participando en talleres de pintura a cargo de artistas conquenses como Víctor y Damián de Dios.

Su gran admiración por Fernando Zóbel y por otros artistas que conforman la obra contenida en el Museo de Arte Abstracto de Cuenca, así como una visión nostálgica hacia la naturaleza, conforman una gramática particular basada en la pureza del color y la textura,  vinculando estos elementos compositivos con el sonido y el movimiento.

Fotografía, animación y pintura, disciplina está última donde ella se siente más cómoda, mantienen un hilo en común, donde sinestesia, contrastes, y metáforas van de la mano.

Fuente y más información en estherdelacruz.com

Le informamos de que este sitio utilizamos cookies propias y de terceros para realizar medición de la navegación de los usuarios. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Don`t copy text!