“San Quintín, Memorias del Maestre de Campo de los Tercios Julián Romero”. Biblioteca de la Merced. Cuenca.

Sábado 16 de marzo a las 12:00 horas.

De la mano de la Asociación de Hidalgos y Guisados de Cuenca, José Javier Esparza, escritor, periodista y director del “Gato al Agua” de Intereconomía TV, presentará en, la Biblioteca de la Merced – Hospedería del Seminario, Plaza de la Merced en Cuenca su nuevo libro: “San Quintín, Memorias del Maestre de Campo de los Tercios Julián Romero”  basado en las memorias del ilustre conquense, Maestre de Campo de los Tercios, Julián Romero de Ibarrola. El libro nos habla sobre las peripecias de este ilustre conquense, que nació hacia 1518 en Torrejoncillo de Huete (hoy del Rey), aunque a muy temprana edad se trasladaría su familia a Huélamo. Hijo del vizcaíno Pedro de la casa de Ibarrola, de Murélaga-Aulestia, y de Juana Romero fue bautizado con el nombre de pila en honor al santo patrón y segundo obispo de Cuenca. San Julián.

Julián Romero de Ibarrola tuvo una vida  repleta de episodios bélicos en los que participó de forma destacada y en el curso de los cuales resultó varias veces herido –como consecuencia de ellos quedó cojo, manco y tuerto– en una continuada trayectoria ascendente que le llevó desde sus iniciales cometidos de mozo de tambor y mochilero al alto puesto de Maestre de Campo General. Fue uno de los  militares españoles más conocidos y populares de su época hasta su fallecimiento en 1577, a los cincuenta y nueve años de edad, en tierras italianas. Entre la realidad y la leyenda su figura adquirió casi la categoría de mito hasta el punto de atraer la atención de escritores o artistas como Alonso de Ercilla, Lope de Vega o El Greco.

Sinopsis

Mi nombre es Julián Romero de Ibarrola y soy maestre de campo de los tercios del rey nuestro señor. Sirvo hoy con don Felipe II como ayer serví con su augusto padre, el césar Carlos. Queréis que os cuente mi historia y yo os diré que mi único mérito es haber salvado la piel donde otros dieron la vida. Constato en vuestras miradas que no sabéis lo que pasó en San Quintín. Avergonzaos, ganapanes, porque pocas páginas han escrito nuestras armas más gloriosas que aquella victoria, en la que este vuestro servidor cayó herido cuando una bala de mosquete me perforó una pierna y desde entonces me cuelga así, como dormida. Aún tengo que dar gracias a Santiago de que no hubiera que cortarla, según se solía hacer, para que la gangrena no me comiera el cuerpo. Y ahora, si queréis saber más, prestad oído?

Más información en: hidalgosyguisadosdecuenca.es

Biblioteca de la Merced – Hospedería del Seminario, Plaza de la Merced, 4, CUENCA.

Circo Coliseo en Las Pedroñeras.

Exposición “El Ártico se Rompe”. Fundación la Caixa . Cuenca.

Visitas Nocturnas a la Catedral de Cuenca.

Portada ociocuenca