Nueva exposición en la “Fundación García y Chico”.

La Fundación García y Chico es un espacio de arte emplazado en el barrio del Castillo, dentro del casco antiguo de Cuenca, en una vieja casa de labradores conservada y restaurada primero como vivienda-estudio y, ahora, como pequeño museo.  Muestra la obra de María Luisa Chico de Castro y de José María García Gutiérrez, artistas formados en la antigua Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando de Madrid en los años 60.

La exposición permanente incluye óleos, dibujos, acuarelas y esculturas llevados a cabo mayoritariamente a lo largo del último medio siglo en Cuenca.  Los trabajos tienen un fuerte vínculo con esta ciudad y con su extraordinario entorno paisajístico, que, más allá de mero lugar de ejecución, constituyen una fuente de inspiración constante y, como tal, uno de los pocos puntos en común entre las visiones plásticas de ambos artistas.

Los dos artistas cuya obra preserva la Fundación estudiaron Bellas Artes en la antigua Escuela Superior de San Fernando de Madrid (hoy facultad de la Universidad Complutense), graduándose en la promoción de 1968. Los dibujos de García Gutiérrez aúnan la tradición del dibujo a plumilla con las visiones fantásticas de la ciencia-ficción del cine y el cómic que tanto han crecido desde la segunda mitad del siglo XX y que nos muestran criaturas y entornos en los que se combina futurísticamente lo orgánico y lo mecánico -de forma quizá un tanto oscura y pesimista pero no exenta de humor. Los trabajos de María Luisa Chico, además de una amplia colección de óleos, incluyen acuarelas, dibujos, grabados, esculturas y murales; la temática paisajística es la dominante entre las obras expuestas, pero también se muestran naturalezas muertas y figuras animales. Los óleos han sido ejecutadas en distintas épocas del recorrido artístico de la autora desde los años 70 hasta la actualidad: a lo largo del tiempo, como podrán observar los visitantes, su estilo ha ido variando desde aproximaciones que rozan el hiperrealismo hasta otras casi derivadas del impresionismo.

Dentro de la nueva nuestra, hay pinturas realistas que utilizan composiciones de interior para llevar a cabo estudios formales y para conducir al espectador a un estado meditativo, siguiendo la tradición de bodegones que va desde Zurbarán a Morandi, pasando por Juan Gris; y también visiones de huertos y jardines que pueden entenderse igualmente como reflejos o proyecciones de estados interiores sobre el entorno, encuentros de la psique con la naturaleza. Otra de las piezas realizada durante el confinamiento es una escultura con granadas que ejemplifica cómo las limitaciones exteriores nos permiten volver la atención a la belleza de lo cotidiano, o lo olvidado.

Aprovecha la reapertura para presentar una selección renovada en parte de las salas, con dos conjuntos de obras no mostrados al público anteriormente: bodegones y paisajes de huerto y jardín, incluidos trabajos terminados en 2020, durante el periodo de confinamiento, como una vista del jardín desde la ventana. Las obras expuestas rotan periódicamente, así que siempre pueden encontrarse cuadros o expositores que aún no habían sido exhibidos al público.

Entrada Libre.

Horario de Apertura:

Viernes, sábado y domingo, de 11:00 a 14:00 horas. (Para visitas en distinto horario, se ruega concertar cita en el teléfono 969 212 394).

Más información en www.fundaciongarciaychico.org

Fundación García y Chico. Calle La Paz, nº 15, Barrio del Castillo, Cuenca.

Le informamos de que este sitio utilizamos cookies propias y de terceros para realizar medición de la navegación de los usuarios. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Don`t copy text!